Los niños no entienden de razas

A veces, la vida también nos regala momentos llenos de esperanza.

Todos conocemos la imaginación desbordada que tienen los niños, su increíble capacidad de asombro y su inocencia pura. Y es que, para los más pequeños, cualquier historia cotidiana puede tener otra lectura realmente fascinante.

El pasado mes de febrero, Scott y Shandace Robertson se casaron en Seattle (Estados Unidos). Mientras la pareja se estaba haciendo la sesión de fotos de boda, una niña se quedó pasmada mirando a la novia.

 

La niña fascinada pensaba que la novia, con su vestido blanco, era la misma mujer que aparece en la portada del libro que llevaba en ese momento, sin percatarse de la diferencia en el color de la piel.

El libro que sostenía la pequeña era La dama de blanco de Wilkie Collins y aunque la niña todavía no puede leer el libro le encanta ver la fotografía de la portada y pensar que la mujer es una princesa

 

 

Las tiernas imágenes que captó la fotógrafa son, sin duda, el mejor testimonio de que nuestros peques nacen sin prejuicios por color de piel, la nacionalidad o el idioma. Solo con educación podremos conservar esta innata capacidad que tienen los más pequeños.

 

Resultado de imagen de niña confunde a su princesa

 

 

niña_y_novia_07

niña y novia 05

 

 

You may also like

Leave a comment